ENTREVISTAS

/ Luz, 02.11.2008 /

- ¿Paseaste mucho?
- Sí, Francia es hermosa para pasear y, encima, no me conoce nadie. Podía hacer lo que quisiera en la calle, probar cosas nuevas…

- ¿Cómo qué?
- Y… ¿viste que los actores a veces necesitamos probar cosas nuevas? Qué sé yo, ir por el medio de la vereda con los ojos cerrados y hacer de ciega, cosas por el estilo… La cuestión es que la pasamos bárbaro, un gran viaje.

- De vuelta al país, se mudaron juntos, ¿no?
- Sí, luego de la etapa de su cepillo de dientes en casa ahora convivimos. Estamos muy bien, disfrutando del tiempo juntos. Desde mirar películas en casa, a ir a un recital o a una muestra, todo lo que pueda hacer con él, me gusta.

- ¿Hay planes de casamiento o de tener hijos?
- Hay planes de todas esas cosas, pero de ahí a que sepa cuándo sucederán… Tenemos mucho tiempo por delante, pero sí, me encantaría ser madre junto a él.

- El próximo año podría ser una opción. Digo, ya más relajada de trabajo…
- Sí, pero yo también pensaba que este verano iba a poder descansar, ver películas, y evaluar proyectos para trabajar afuera y acá me ves, de vuelta al ruedo.

- Gran momento profesional, amor, belleza, ¿qué te falta Carla?
- (Piensa) Tiempo, sobre todo para poder dormir a la mañana… Fuera de broma, no siento que me falte algo, me transformé en una mujer completa (sonríe).

- ¿Y no temés transformarte en objeto de envidias?

- Yo siento -y tal vez sea ingenuo de mi parte pensarlo- que todos se pusieron muy contentos de que me vaya bien. Es como que representaba una esperanza, una idea de que le puede pasar a cualquiera que trabaja y se esfuerza. De verdad, tengo esa impresión y mucha gente me lo confirma día a día. Es algo muy lindo y gratificante aunque te confieso que en lugar de ellos, ¡yo sí moriría de envidia! (risas)

Texto: Pablo Steinmann
Producción: Mariana Gaibisso.
Fotos: Marcelo Dubini.
Asistente de producción: María Storni.
Peinó: Lucas Martínez Navarro para Sebastián Correa con productos L'Oréal Professionnel.
Maquilló: Noe Acevedo.
Agradecimientos: Carol Schmoisman y Hotel Esplendor Palermo.

~ 1 ~ 2 ~ 3 ~