ENTREVISTAS

Carla Peterson & Mike Amigorena:
“No nos creemos el cuento de la fama y nos tomamos la vida con humor”

/ Gente, 09.12.2008 /

Ella arrasó con Lalola y hoy dirige teatro. El viene del under, tiene un grupo musical y fue el elegido de Francis Ford Coppola. Ella está de novia con un publicista francés. El vive solo, pero le gusta seducir y las mujeres lo inspiran. Los dos nacieron en “el campo”, se conocieron en la tele y son la pareja éxito de Telefé. Con ustedes... ¡Los exitosos Pells!

Son un gran engaño. Una pareja por conveniencia. Aparentan ser lo que no son. Su vida pública es una fachada construida por el medio periodístico en que trabajan. Nada es real en la ficción de Los exitosos Pells. Pero de pronto, Sol se quita el maquillaje, se cambia el vestido y los zapatos en su camarín, empapelado de recortes con imágenes de Madonna y Sarah Jessica Parker, y poco a poco aparece Carla Peterson (34, Córdoba, 6 de abril del 74, padre instructor de aviación, madre abogada, la mayor de tres hermanos). Y lo mismo sucede cuando Martín Pells se saca sus zapatillas rojas y vuelve a ser Mike Amigorena (36, Mendoza, 30 de mayo del 72, abuelo tonelero, menor de tres hermanos), enciende un pequeño habano y pide “dos copas de champagne para la hora del almuerzo” en el restaurante donde transcurre la entrevista con GENTE.

Ahora son Carla y Mike. Los que se conocieron en un casting de Montaña rusa, donde ella quedó… y él no. Los que volvieron a cruzarse en Sos mi vida. Los que dos años más tarde, haciendo por primera vez de pareja, son los grandes ganadores de la ficción diaria: Los exitosos Pells, afortunada producción de Underground, Endemol y Telefe. Ahora se olvidan de sus personajes y hablan de sus vidas reales, esas de piel, carne y hueso.

–¿Cómo se llevan con la fama y el acoso de los fans que los persiguen por todos lados?
Mike: Yo no me creo la fama: ¡a mí me tocó remarla todo el tiempo! Por lo tanto, nada me mueve el piso… Estoy muy lejos de un ataque de pánico cuando la gente me para en la calle. Crecí de a poco, y aunque el personaje de Martín Pells llegó muy rápido y pegó muy fuerte, tampoco es cierto que los fans se me tiran encima ni me acosan. Te digo más: lo que me pasa no es una sorpresa, porque me preparé mucho tiempo para estar donde estoy…
Carla: Trabajo desde hace quince años, pero en este programa me siento muy diferente. La gente no me trata como cuando hacía las malvadas Brigitte en Son amores o Constanza en Sos mi vida, es cierto. Pero desde Lalola siento un gran fanatismo del público hacia mi trabajo, y estoy muy agradecida, porque después de ese éxito tenía miedo de quedar pegada al personaje, pero llegaron los Pells… ¡y ahora, en la calle, me llaman “Señora Pells”! Es la mejor prueba de que estamos haciendo un buen programa.

–¿Esos dos personajes te tocaron por casualidad?
Carla: Sí, de rebote, reemplazando a Nancy Duplaá en Lalola y a Erica Rivas en Los exitosos Pells. (Piden otra copa de champagne y brindan por el rating que lograron la noche anterior).

–¿Cómo hacen para combinar el teatro independiente con la televisión?
Carla: No puedo comparar la tele con el teatro: me encantan las dos cosas. Ahora, en el teatro, estoy haciendo el reemplazo de la dirección de Ceremonia enamorada, y está muy bueno, y los Pells también está muy bueno. Tablas o set, pero siempre en lo mío…
Mike: Yo no hago cosas que no me gustan, ni trabajos donde no me sienta cómodo. Fui modelo, hice promociones… pero siempre busqué la vuelta para pasarla bien. Ahora canto, bailo y actúo con el grupo Ambulancia… ¿Sabés qué es lo bueno del teatro? Que te espera. La tele, en cambio, no. Y eso es malo para mí, porque soy un actor lento. En la ficción, y también en la vida… Me suelto de a poco. Es el único método que conozco para ser auténtico y mostrar lo mío.

~ 1 ~ 2 ~ 3 ~