ENTREVISTAS

La verdad sobre Los Exitosos Pells

/ Rolling Stone, 30.01.2009 /

Las historias de Carla Peterson y Mike Amigorena se han estado cruzando exactamente desde 1993. Cuando Madonna vino por primera vez a Argentina, los dos acamparon en la misma fila para sacar las entradas. Era el Girlie Show World Tour, el de Erotica y los conos en las tetas. Los dos bailaron ahí adentro, sin conocerse los dos estuvieron en el campo de River. Mike porque había garroneado un ticket, y Carla porque era socia del fans club norteamericano de Madonna. "Me habían mandado el carnet de allá, y también me mandaban la revista Icon, que era como su revista oficial, y a mí me gustaba mucho ver los vestuarios. En esa época, Madonna era mi ángel."

La segunda vez que estuvieron en el mismo lugar a la misma hora fue un año más tarde, a mediados de 1994. Fue un encuentro casual en el sótano de Canal 13, en la calle Lima, donde ahora es el estudio de Mañanas informales. Ahí se grababa Montaña rusa, y ahí estaban los dos, Carla y Mike, sentados uno al lado del otro en la salita de espera para el casting. "Pero yo no le hablé porque ni hablar sabía en esa época", recapitula Mike. "Y Facundo Espinosa, que estaba en el tercer asiento de esa pared, le empezó a dar charla y charla, y después ya no la vi más... hasta muchos años después."

En ese casting también estaban Gastón Pauls y Erica Rivas. Carla se acuerda que ese día terminó al lado de Erica, "sentaditas las dos en la oficina de Alberto Ure". Peterson empezaba su carrera actoral el mismo día que Amigorena era pateado por primera vez de un casting. Es más, Mike recuerda las palabras textuales que usaron para rechazarlo. "Me dijeron: «Estuviste muy bien, cualquier cosa te llamamos»."

Montaña rusa fue como el hit de la generación de ustedes dos. ¿Vos veías la novela, Mike?
–Yo veía la novela, sí, la veía… Y cada vez que la veía me quería cortar los huevos.

En 1998, Carla y Mike ya tenían amigos en común. Pero todavía no compartían ni una charla, menos una salida. Carla estaba a pleno en el Tigre, en Verano del 98, y cuando venía a Capital iba a bailar al Club 69, en la época en que quedaba en el Teatro Concert. Un buen día, una amiga que era del Ballet Inestable del 69 y conocida de los Babasónicos, habitués entre los que iban a clubear al Concert, la llamó a Carla y a su colega, Mariana Prömmel, y les dijo que los Baba iban a grabar un video con un auto en una ruta abandonada en Benavídez, que si lo querían hacer. Lo único: tenían que hacer de putas. El video era para el tema "Desfachatados".

–En cierta ocasión, los Babasónicos declararon que te habían conocido arriba de ese auto…
–Yo tengo un recuerdo mucho peor… Teníamos que hacer de dos chicas que las levantaban por la ruta, y eran dosss puuutass. Y bueno, dale. Vamos. Y nos pusimos nuestros disfraces y nos fuimos para Benavídez. Cuando llegamos, había cuarenta muchachos comiendo en una mesa larga, y cuando los saludamos, miraron y siguieron comiendo como si no hubiera nadie. Y mi amiga me dice: "Boluda, ¡nos van a echar por feas!". Después fuimos hasta el auto, y fue como: "Ah, ¿nos tenemos que subir?". "Sí, chicas, suban...".

–¿Te pagaron por lo menos?
–Me habrán pagado 50 pesos, con suerrrte.

~ 1 ~ 2 ~